La familia Papiol

Linaje

El linaje de los Papiol no era originario de Vilanova i la Geltrú. Los primeros rastros documentales de la familia se hallan en la vecina villa del Arboç (Baix Penedès). Se instalaron en la ciudad de Vilanova (que todavía era Vilanova de Cubelles) a mediados del siglo XVII y su poder fue en aumento hasta llegar a ser una de las familias más influyentes de la sociedad de la época, tal como demuestra la construcción de un casal de estas dimensiones. Levantar una mansión de cinco plantas en plena calle Major era una empresa que pocas familias podían permitirse. A lo largo del tiempo, los Papiol habían ido acumulando muchas tierras, adquiridas en parte por compra y en parte por los sucesivos matrimonios de los hermanos.

Relevancia de la familia Papiol

Para entender la gran importancia de la familia antes de que la Casa Papiol fuese una realidad, solo hace falta explicar su papel como fundadores y protectores del convento de los capuchinos. El matrimonio formado por Joan Papiol y la vilanovina Maria Raventós fue el mentor de esta orden que llegó al municipio en el 1644. El convento, situado en los alrededores de la actual plaza del ayuntamiento, desapareció tras la desamortización, pero ha quedado, como testimonio, el nombre de la calle Caputxins en una de las principales arterias comerciales del actual centro peatonal. Otro dato que nos indica la progresión gradual de la familia es el nombramiento de Joan Papiol i Raventós —nieto del anterior Joan— como alcalde de la ciudad, y que fue una de las autoridades encarceladas por las tropas felipistas durante los días de la Guerra de Sucesión.

Época de mayor esplendor

Su hijo, Lluís Papiol i Balaguer, vivió completamente dedicado a sus fundos, los cuales aumentaron, entre otras propiedades, con la antigua baronía de Jafra aportada por su esposa Maria Àngels Martí Catà. Gracias a la adquisición de este territorio, el siguiente heredero, llamado también Lluís, recibió de Carlos III el privilegio de obtener el título de caballero y de poseer escudo heráldico. Este título nobiliario, la baronía de Jafra, lo situaba en el vértice más alto de la pirámide social. Podría decirse que esta es la época de mayor esplendor de la familia.

La construcción del casal

El heredero Francesc de Papiol i Padró (1750-1817) será quien encargue la construcción de una vivienda nueva para la numerosa familia. No obstante, como falleció sin descendencia directa, el apellido de los herederos de la casa dejó de ser Papiol.